Terapia de Partes

Esta terapia es muy poderosa para resolver conflictos internos o asuntos donde una parte de nosotros nos dice que no podemos o debemos actuar de alguna forma ...

"La terapia de” vida entre vidas“ ha sido un antes y después en mi vida, aún tengo esa sensación de paz y amor que me eriza la piel, pude visualizar que soy, y la grandeza que realmente somos". Marcela Rodriguez  2017

"Nuestro "Yo" es realmente un compuesto de muchos yo o partes. Las partes fundamentales del yo son el yo físico, el yo intelectual, el yo emocional y el yo espiritual. Además de estas cuatro partes fundamentales, hay muchas otras partes o sub-personalidades que se unen para formar nuestro ser compuesto.

 

Con demasiada frecuencia, estas diversas partes están reñidas entre ellas, lo que causa confusión y dificultad.

 

"Una parte de mí realmente quiere hacer esto, pero otra parte de mí se muere de miedo". Y, "Sé que puedo hacerlo, pero algo dentro de mí sigue diciendo que no puedo". "Sé que me está matando, pero parte de mí no puede vivir sin ella". Estas declaraciones ejemplifican las luchas que a menudo ocurren entre las varias partes del yo.

 

La terapia de partes nos permite ver, comunicarnos con, sanar e integrar estas diversas partes que conforman nuestro Ser, resultando en una persona más armoniosa, saludable y plena.

 

En la terapia de partes primero identificamos las partes que necesitan atención. Luego trabajamos en satisfacer las necesidades de cada parte. Reunir a las partes aparentemente opuestas para hablar entre sí, resolver su conflicto y llegar a un acuerdo mutuo, produce sanación y empoderamiento en los niveles más profundos. Al final somos capaces de liberar una parte innecesaria o ayudar a que se integre de una manera saludable.

 

Así es como funciona el proceso real de la terapia de partes. A través de la relajación profunda y las técnicas hipnóticas, la mayoría de las personas son fácilmente capaces de alcanzar un estado de trance agradable. En este estado de trance profundamente relajado, eres plenamente consciente de lo que está sucediendo a tu alrededor, pero tu mente está en un estado de descanso y está enfocada de una manera muy específica. En trance, tu subconsciente y tu mente consciente son capaces de comunicarse. Es a través de tu mente subconsciente que eres capaz de acceder a tus creencias sobre ti misma(o), tu auto imagen y muchos de tus recuerdos ocultos.

 

Cuando se te guía adecuadamente, puedes mirar e incluso comunicarte con varias partes de ti misma(o).  Por ejemplo, tú puedes mirar a tu yo físico, notar su postura, edad y condición general.  Ver a tú yo físico como un observador(a), desde afuera mirando hacia adentro, puede ser esclarecedor.

 

Tú puedes notar que tu yo físico se ve un poco demacrado. Tal vez necesite descanso y recreación. A veces uno nota la necesidad de cambiar la dieta o que ciertos hábitos como fumar o beber nos están pasando factura. Ver claramente los efectos de tales hábitos en tu cuerpo físico, como un observador objetivo, puede ser una fuerza poderosamente motivadora.

 

A menudo, una simple pregunta a la parte con la que estas trabajando, como: "¿Qué es lo que más necesitas en este momento?" puede abrir el camino para un cambio profundo, la curación y la realización. Aunque tiene todo el sentido del mundo para mí, me sorprende continuamente que la parte necesitada pueda decir tan clara y simplemente exactamente qué es lo que necesita. ¡Y qué revelación puede ser esto para el individuo que hace la pregunta!

 

Una vez que sepas qué es lo que necesitas, puedes empezar a conseguirlo. Hasta entonces, solo estás disparando en la oscuridad, o mas probablemente disparándote a ti misma(o) en el pie.

 

Al observar varios aspectos o partes de ti misma(o), puedes reconocer más fácilmente aquellas áreas en las que necesitas trabajar, sanar y desarrollarte. Puedes ver esas áreas en las que has hecho grandes progresos y en las que todavía hay que progresar. En última instancia, puedes reunir cada una de estas partes de vital importancia en una mezcla equilibrada y armoniosa, en un ser compuesto, un nuevo tú integrado.

 

Lo siguiente es un extracto de una sesión real. He editado parte de la información con el fin de proporcionarte una imagen clara de cómo podría ir una sesión, manteniendo la confidencialidad.

 

Después de unos minutos de profunda relajación y establecimiento de un lugar (mental) seguro desde el que trabajar, el cliente ha entrado en un estado hipnótico donde puede comunicarse con sus diversas partes.

 

Terapeuta: Al mirar a tu yo emocional, descríbeme lo mejor que puedas lo que ves.

 

Cliente: Está acurrucado en una bolita.  Él está solo y está oscuro.  Es tan solitario.

 

Terapeuta: Pregúntale a tu yo emocional lo que más necesita en este momento.

 

Cliente: Ser sostenido, amado y aceptado.

 

Terapeuta: ¿Puedes hacer eso por él?

 

Cliente: Tiene miedo. Él no está seguro de que quiera que yo lo sostenga.

 

Terapeuta: Pregúntale de qué tiene miedo.

 

Cliente: De que lo deje.

 

Terapeuta: ¿Lo dejarás?

 

Cliente: No. Solo quiero sostenerlo y amarlo.

 

Terapeuta: En tus propias palabras dile eso.

 

Cliente: Dice que está bien (llorando), lo estoy sosteniendo ahora.  Se siente muy bien. El solo quiere ser amado. Se sentía tan solo.

 

Terapeuta: Eso es hermoso. Sólo sentir el amor. La aceptación. Qué bien se siente eso. Sólo tienes que sostenerlo y mecerlo durante el tiempo que quieras. Cuando estés listo, pregúntale a tu yo emocional que hizo en el pasado cuando estaba solo.

 

Cliente: Bebió. Salía a emborracharse. Eso lo hizo sentir mejor por un tiempo. Pero luego él volvía a estar solo. Dios, él estaba tan solo.

 

De esta manera la parte es capaz de decirle a toda la persona consciente cómo se siente y cómo ha tratado sin éxito de lidiar con esos sentimientos. La verdadera condición - sentirse solo y acurrucado por dentro - se hace evidente al igual que el intento fallido de llenar o adormecer la soledad con la bebida.

 

Después de este tipo de realización, generalmente podemos negociar un acuerdo con las partes que han estado teniendo dificultades.

 

Terapeuta: Pregúntale si la bebida alguna vez ha ayudado a su soledad.

 

Cliente: En realidad no, simplemente lo adormeció por un tiempo.

 

Terapeuta: Pregúntale si dejaría de beber si pudiéramos encontrar maneras más positivas de llenar la soledad.

 

Cliente: Él dice "¡seguro!"  No le gusta de todos modos.  Sólo le hace sentir peor más tarde.

 

Y luego pasamos a encontrar algunas alternativas positivas a la bebida y hacemos una especie de contrato entre el cliente y su yo emocional, en el que él estaría allí para sí mismo cada vez que fuera necesario. Para sostenerlo, amarlo y apoyarlo. Y para encontrar relaciones más amorosas y de apoyo en su vida. La bebida ha cesado y está aprendiendo a cuidarse.

 

Una sesión con una cliente que tendía a comer en exceso cuando estaba estresada, fue algo como esto:

 

Terapeuta: ¿Pregúntale a tu yo gorda por qué está comiendo tanto?

 

Cliente: Ella dice que está estresada y aburrida.  Está harta de su trabajo y come para relajarse.

 

Terapeuta: Pregúntale: "¿Si pudiéramos encontrar maneras más positivas de aliviar su estrés y aburrimiento, te ayudaría a perder peso?"

 

Cliente: Claro.

 

Terapeuta: En tus propias palabras, hazle saber que su tendencia a comer en exceso y aumentar de peso, parece estar causando aún más estrés en su vida. ¿Pregúntale si está contenta con la forma en que se ve y se siente ahora?

 

Cliente: No, para nada. Ella se odia a sí misma de esta manera.

 

Terapeuta: ¿Qué es lo que más necesita en este momento?

 

Cliente: Un poco de tiempo libre. Para salir a pasear.

 

Terapeuta: Bien, ¿puedes hacer eso por ella?

 

Cliente: Sí.

 

Terapeuta: ¿Qué más podrías hacer para aliviar el estrés, que no te haría aumentar de peso y sentirte aún más estresada e incómoda?

 

Cliente: Podría hacer ejercicio, leer un libro y tomarme un tiempo para mí.

 

Terapeuta: Genial, ahora haz ese acuerdo con tu yo gorda para hacer estas cosas positivas que te ayudarán a perder el peso que quieres perder y te liberarán del estrés del día. Agradece a tu yo gorda por ser tan honesta y servicial. Y asegúrale que entiendes que en el pasado ella comió para aliviar su estrés. Hazle saber que no olvidarás su necesidad de liberarse de este estrés. Por el contrario, harás todo lo posible por aliviar ese estrés de maneras positivas como: hacer ejercicio, leer y tomarte tiempo para ti misma. ¿Cómo se siente ella al respecto?

 

Cliente: Mucho mejor.

 

Terapeuta: ¡Genial! ¿Hay algo más que ella quiera decirte?

 

Cliente: No.

 

Terapeuta: ¿Hay algo mas que quieras decirle?

 

Cliente: Sí, gracias por su apoyo. Lo entiendo ahora y haré todo lo posible para cuidar de ti. Ella esta ahora sonriendo y se siente aliviada.

 

Este cliente ha perdido una cantidad significativa de peso y encuentra su vida mucho más agradable ahora que está haciendo frente al estrés en su vida de maneras más saludables.

 

La terapia de partes es un método dinámico de lidiar con el propio conflicto interno. Te permite reconocer aquellas partes de ti misma(o) que necesitan atención y encontrar maneras saludables de satisfacer esas necesidades. Puedes poner fin al sabotaje y los patrones contraproducentes del pasado e integrar tus partes de forma continua, nutriendo un yo completo y saludable. La terapia de partes te permite cuidar de ti misma(o).

 

He encontrado una y otra vez que lo que podría haber tomado meses o incluso años de terapia de conversación tradicional, a menudo se puede lograr en sólo unas pocas sesiones de terapia de partes. Los consultantes, también, se sorprenden gratamente de lo rápido y fácil que estas partes les permite llegar a sus problemas centrales y hacer cambios profundos y duraderos en sus vidas.

Todo el texto anterior fue escrito por mi profesor de Terapia de Partes, Paul Aurand quien tiene mas de 20 años de practicar esta terapia"

Una sesión de “Terapia de partes consta tiene una duración aproximada de entre 1 1/2 y 2 horas


Nota: Estas terapias utilizan la hipnoterapia o hipnosis terapéutica para llegar a tu subconsciente. Para los que les preocupa esto, la hipnosis terapéutica no es como lo han visto en la televisión. Hipnosis no es más que relajar tu cuerpo, calmar tu mente consiente y permitir que tu mente inconsciente surja sobre la mente consciente, ya que esta tiene las memorias de tu vida. En una hipnosis nunca pierdes el control, escuchas lo que sucede, sabes que está pasando pero relajadamente. Puedes entrar a tu interior y rescatar esas memorias.

Costos.  Una sesión de Terapia de partes tiene un costo de $2,000.00 pesos los cuales se pagan el día de la sesión.

(Ahora ya puedes pagar por paypal con tarjeta de crédito muy fácilmente). 


Se deben cumplir con los siguientes requisitos:
 

  • Es recomendable que la persona no este tomando substancias para algún tratamiento psicológico, psiquiátrico o terapéutico que no le permitan estar totalmente consciente durante la sesión. 

  • La persona debe poder asignar tiempo de 2 horas para la sesión. Las sesiones son en la Ciudad de México (sur)  Las sesiones pueden ser de lunes a jueves por la mañana. No puedo los fines de semana.

  • Debe llenar un cuestionario, en base al cual reviso cuáles son sus objetivos para la sesión y veo si estos pueden lograrse con esta terapia. No me gusta que la persona se quede con falsas expectativas de lo que se puede lograr con esta terapia


Con base en lo anterior, si tienes dudas de esta terapia o ella te interesa y estás lista(o) para hacer una cita, contáctame para solicitar información sobre la disponibilidad. Si no estás convencida(o) todavía, pero tienes interés en entender más sobre esta terapia y sí esta puede ayudarte, yo estoy siempre disponible para tener una charla telefónica sin compromiso. Después de ella quizás puedas decidir sí esta terapia es adecuada para ti.

Puedes contactarme usando la sección de contacto de esta página, o por Email: rmonesg@gmail.com o por celular y whatsapp  55-4362-0312

clic aqui para mi whatsapp