September 22, 2017

Please reload

Entradas recientes

Beneficios de una Terapia de Regresión a una Vida Pasada

September 9, 2018

1/4
Please reload

Entradas destacadas

El propósito de nuestra Alma para esta vida

January 27, 2019

Continuando con el blog cuyo objetivo es llegar a entender que tenemos un plan de nuestra alma diseñado por nosotros.   En la última colaboración revisamos los beneficios de una Regresión a Vidas Pasadas. Está es una experiencia que parece confirmar la existencia de la REENCARNACION. Ahora hablemos un poco de cómo antes de venir a nuestra vida actual, definimos con claridad el nuestro propósito o “El propósito de nuestra alma para está vida”

 

Por un lado, existen las “Memorias del Alma”. El SER humano se conforma de cuerpo y alma. En vida, él SER tiene retos, logros, experiencias, aprendizajes, traumas, problemas, etc.  Los aprendizajes y experiencias más trascendentes de su vida quedan guardados en su subconsciente durante la vida. Una vez que la persona muere (o sea que el cuerpo muere), estos recuerdos (experiencias, aprendizajes, etc.) permanecen en el alma (que no muere con el cuerpo) y los llamamos Memorias del Alma. Cuando el alma vuelve a reencarnar es posible que traiga consigo esas memorias del alma, es decir, memorias de esas experiencias pasadas que pueden ser tanto físicas como emocionales, fáciles o difíciles, fuertes o ligeras.

 

Estas memorias del alma son esas cosas que sabemos o hacemos sin saber por qué. ¿No les ha pasado que tienen una virtud, habilidad, miedo o complejo y no saben de donde viene o cuando lo aprendieron? Y muchas veces estas acciones marcan su vida o el estilo de su vida. Es posible que en varias vidas se estén repitiendo los mismos comportamientos, las mismas creencias, los mismos problemas. Como si fueran patrones.

 

Por otro lado, existe “El propósito del alma para está vida”.

Antes de tocar este tema me gustaría hacer algunas aclaraciones respecto a nuestro propósito. Eckhart Tolle en su libro “Una nueva tierra” nos dice que el humano tiene un propósito externo y un propósito interno.   El propósito externo es el que genera las actividades que hacemos en la vida.  Muchas veces el propósito externo es movido por el ego.   Queremos hacer cosas, tener cosas, tener éxito, ser bien vistos y para eso hacemos cosas.  El querer eso nos da un propósito externo y así nos dedicamos a eso, somos doctores o expertos en algo o hacemos fiestas y somos buenos para las relaciones humanas, etc. Etc. Todo esto es externo y eso no nos dará la felicidad y el gozo del SER, sino que será temporal. Si logramos el propósito externo vamos a tener que crearnos otro de inmediato o sino estaremos incompletos, quizá deprimidos. Basamos entonces nuestra felicidad en cosas externas y por lo tanto esta nunca llegará.

Pero existe el propósito interno. El propósito interno es lo que nuestro espíritu o alma, quiere hacer para su beneficio eterno. Este no es impulsado por el ego este es impulsado o motivado por el entusiasmo de SER y lograr lo que el SER añora, lo que planeó para evolucionar y crecer. Si lo que hacemos nos entusiasma entonces lo estamos haciendo desde dentro.  Este propósito interno es lo que yo llamo aquí el propósito del alma para esta vida.

Hecha la anterior aclaración volvamos a nuestro tema. En cada encarnación, nuestra alma planea previamente su vida y se pone objetivos. Se plantea un propósito interno para esa vida. No si va a ser rico o no en esa vida, mas bien si su alma en esa vida va a lograr aprender sobre valores o virtudes, quizá se proponga ser mas compasivo, quizá se proponga aprender a perdonar, quizá se proponga dejarse amar incondicionalmente, quizá se proponga ser pilar para otras personas en esa vida, etc.  Para poder experimentar lo que planea, diseña un escenario (una vida) en donde se podrán dar las situaciones o retos que requiere para que el alma experimente lo que quiere experimentar. O sea que cuando nacemos traemos un propósito definido por nosotros mismos (nuestra alma) y nuestros guías o maestros y traemos el plan de cómo lograr experimentar eso. Luego nacemos, entrando nuestra alma en el cuerpo de un bebe y en corto plazo este propósito interno y plan se nos olvida. Olvidamos que somos un espíritu utilizando un cuerpo con el fin de aprender, experimentar y evolucionar con los aprendizajes y las experiencias. ¿y porque se nos olvida?  Para que realmente lo experimentemos, para que sea real la experiencia. Si ya supiéramos lo que va a pasar podríamos actuar y reaccionar con el cerebro y simplemente tratar de hacer lo que planeamos, pero lo que quiere el alma es ponerse en el reto y actuar con la conciencia y superar los retos desde dentro, desde las acciones del alma, desde los valores del alma, desde el deseo de ser mejores como espíritus eternos y no mejores desde los valores y deseos humanos ya que estos no son los valores verdaderos. Esto es cuando aparece el despertar espiritual que es cuando nos damos cuenta de que somos un espíritu eterno en un cuerpo y no solo un cuerpo que morirá. Ese espíritu quiere aprender algo que quiere llevarse a la eternidad en sus aprendizajes, en sus memorias del alma.

 

Y así entonces vamos por la vida sin acordarnos del propósito de nuestra alma. Quizá tenemos fuertes propósitos externos y quizá los logramos. Pero conforme vamos despertando nos vamos dando cuenta que los propósitos externos no nos son suficientes, no nos llenan, no nos hacen felices. Y es cuando quizá nos empezamos a preguntar sobre nuestro propósito interno. Eso que venimos a hacer a esta vida y no lo hemos recordado. El despertar en el humano es totalmente personal. Puede ser que algunos de niños saben que tienen que hacer algo sin saber por qué. A muchos esto nos surge de adultos. A otros nunca les surge este recuerdo o conciencia o búsqueda de un propósito interno.

 

¿Y qué ganamos u obtenemos con recordar el propósito de nuestra alma?

 

Hace poco en una conversación con amigos alguno me hizo esa pregunta.  El que me preguntaran eso, me ha hecho darme cuenta como puede haber muchos niveles de interés o conciencia en nosotros los humanos. Cuando yo supe que había una forma de conocer el propósito de mi vida me emocioné muchísimo. Fui inmediato mi interés en buscar hacerlo y lo que fue mas importante fue mi deseo de aprender como ayudar a otros a conocer su propósito del alma.  Como dice Eckhart Tolle a partir de ahí surgió un entusiasmo en mi vida. Sabia que tenia que lograr esto y lo perseguí hasta que ahora lo puedo hacer al ser un terapeuta certificado en Regresión a Vida entre Vidas.  Yo había estado pasando los últimos 10 años de mi vida por proceso donde mi propósito externo ya no era lo importante pero no encontraba el propósito interno. Lo descubrí aquí y descubrí que otros también pueden descubrirlo de la misma forma y esto me emociono al grado que cambie radicalmente mis propósitos externos para poder lograr mi propósito interno, el de mi alma. Así he reducido mi actividad de ingeniero poco a poco para darle mas tiempo y calidad a mi actividad de terapeuta. En unos meses mas esta será mi única actividad. En ese momento mis haceres externos estarán totalmente alineados con mi propósito interno. Ansió esto con entusiasmo por lo que se que es mi alma la que lo desea.    Entonces es claro para mi que, para algunos, el tener y perseguir un propósito interno puede no tener ninguna importancia.  Ellos se sienten bien simplemente siguiendo sus propósitos externos como humanos. No se han percatado que lo que son es mucho mas que eso y que su propósito interno es el que les dejará los aprendizajes que realmente valen la pena. Al morir no nos llevamos nada mas que eso.

 

Pero cada persona despierta cuando tiene que despertar. A su ritmo, a su tiempo. Y eso esta bien. Todo esta bien como es. Si alguien que me escucha hablando del propósito del alma no le hace sentido conocerlo eso esta bien para él. Quizá en el futuro si le haga sentido.   Pero si algunos de los que me escuchan sienten que en su interior resuena el deseo de conocer su propósito del alma, quiere decir que están ya en el proceso de su despertar espiritual y me emociona y me llena, el saber que lo que yo hago puede ayudarles a conocer ese propósito.

 

En el siguiente blog, continuaremos revisando los beneficios que para nuestra vida puede tener el recordar nuestras vidas pasadas y luego el conocer el propósito de nuestra alma con una regresión espiritual o de Vida entre Vidas.

 

Cualquier reflexión o comentario que quieran hacerme sobre esta colaboración o cualquier tema de la página “Vida entre Vidas” www.vidaentrevidas.mx, no duden en contactarme en esta misma página o en Facebook en @vidaentrevidas.mx o por email en rmonesg@gmail.com o a mi celular 55-4362-0312.

 

También te puede interesar revisar todas las colaboraciones anteriores de este blog en www.vidaentrevidas.mx/blog

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Archivo
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square