Buscar
  • Ricardo Mones

Hablemos de la Reencarnación


Hola Lectores y amiga(o)s: En el blog pasado, resumimos sus comentarios y opiniones sobre ¿qué puede haber después de la muerte? Vimos que se formaron 5 grupos de opiniones.

Algunos de esos grupos piensan que el alma podría volver a renacer reencarnada en un cuerpo. Esto es lo que se entiende como reencarnación.

Si dividimos de manera simple al ser humano en cuerpo (físico) y alma (espíritu), ¿que sucede con cada una de estas partes después de la muerte? Por un lado, el cuerpo: es claro que al morir se descompone y a la larga desaparece. Algunas religiones cristianas creen que, en algún momento, existirá la resurrección del cuerpo y alma. Alma y cuerpo se integrarán nuevamente. Salvo está excepción, la mayoría de las religiones y creencias hablan de que el cuerpo no se usa o sirve más allá de la muerte. Su función ha terminado.

Por otro lado, el alma: muchas culturas antiguas han desarrollado religiones cuyas creencias afirman que existe un alma o espíritu, una parte espiritual o energía que no se acaba o muere con la muerte. Está energía se transmuta o se transfiere o cambia de plano o dimensión (dependiendo las creencias) pero no termina. Dependiendo la creencia esa alma va a distintos lugares y con distintos objetivos. La mayoría de estas creencias, como el hinduismo, budismo, taoísmo, filosofía griega, celta y muchos más afirman que eventualmente el alma puede retomar alguna forma física. El tipo de forma y las razones pueden variar mucho entre religiones. Lo que es más común entre estas creencias, es que el alma debe pasar por procesos de evolución, desarrollo, pruebas, etapas, estadios (dependiendo la creencia) mientras van avanzando por las diferentes vidas por las que pasan. Cada religión o creencia define la forma en la que este ciclo infinito de reencarnación puede terminar como el budismo llegando al nirvana o el hinduismo con la liberación del karma, pero la mayoría lo menciona como cuando el alma está lista para ser parte de Dios o fundirse con Dios.

Ahora saliéndonos un poco de las grandes religiones o movimientos espirituales, ha habido muchos grandes pensadores o filósofos que han aceptado la reencarnación como algo real o al menos posible. Quizás los más conocidos sean Platón y Pitágoras, y más recientes Goethe, Víctor Hugo, Tolstoi, y otros. Sus escritos muestran con claridad como ellos creían en la reencarnación y como soportaban sus creencias.

Viendo ahora más hacia los tiempos modernos, existen diversas corrientes de pensamiento espiritual que afirman que existe la reencarnación. Seguramente habrán escuchado diversas estadísticas respecto al número de personas que creen en la reencarnación. No voy a dar datos que no puedo demostrar, pero en general nos hablan que cada vez es más alto el número de personas en el mundo que creen o siente que la reencarnación es algo real.

En el siguiente post hablaremos de otros 2 sucesos que parecen confirmar la reencarnación, ellos son las “

y también como cada vez más niños de corta edad recuerdan con claridad su vida anterior y pueden dar datos detallados de quienes fueron y como murieron. Como ya he dicho aquí, no pretendo convencer a nadie de que la reencarnación existe. Simplemente revisamos algunos de los argumentos que soportan que si existe. Es un hecho indiscutible que no es posible probar que existe de manera científica. No importa lo que se investigue, hoy no hay forma de probarlo lo cual siempre dejará espacio para que los escépticos sigan dudando. Y eso está bien. Yo solo sugeriría que cada uno haga una reflexión profunda en su interior: en un estado de relajación, con la mente apagada lo más posible, pregunten a su ser superior (como quiera que lo llamen) ¿En verdad soy Eterno? y esperen en ese estado de no mente la respuesta. ¿Qué respuesta reciben?

Compartan sus respuestas. Cualquier reflexión o comentario que quieran hacerme sobre esta colaboración o cualquier tema de la página “Vida entre Vidas”, no duden en contactarme en esta misma página o en Facebook en @ricardo.mones.terapia.regresiones o por email en rmonesg@gmail.com o a mi celular 55-4362-0312.

Y no se pierdan el siguiente post

Ricardo Mones


20 vistas